miércoles, 24 de agosto de 2016

Again.

Vuelvo a tener miedo.
Miedo de volver.
Volver a estar mal.
Y estar mal sin saber el porqué.
Me agobia pensar que las pesadillas podrían instaurarse dentro de mi cabeza, otra vez, y que todos los colores que veo, se vuelvan tristes y grises. Sin vida.
No quiero volver a llorar con el único motivo de no poder respirar por culpa de la ansiedad. No quiero volver a no tener ganas ni de salir de la cama. No quiero volver a eso.
¿Cómo lo hago entonces? Si no sé el motivo de todo esto, ¿cómo lo supero?

lunes, 22 de agosto de 2016

Volantes y flores.


Llevaba desde que era pequeña sin vestirme de gitana y este año por fin lo he vuelto hacer.

martes, 2 de agosto de 2016

Tengo la necesidad...

La necesidad de hacer algo. Algo diferente y sin ser juzgado por los demás.
Salir a la calle con el pelo rosa o azul ¿Qué más da? Es solo pelo y solo un color.
Quiero subir a la azotea y gritar hasta dejarme la garganta. Demostrar que soy buena y a veces dócil, pero que también tengo ese punto de rebeldía y maldad que nadie se espera que saque.
Necesito espacio, aire y cambios, al igual que necesito que me dejen vivir y que si desvío mi camino hacia uno oscuro, ¡pues ya está!
Aprenderé a levantarme después de ese tropiezo, como ya hecho otras veces.
Quiero coger un avión, sin mirar atrás, sin avisar a nadie y así, perderme en las calles de un lugar desconocido.
Quiero viajar.
Quiero vivir.
¿Alguien más se apunta?

martes, 12 de julio de 2016

Pequeño inciso.

Todas las ideas se alborotan dentro de mi cabeza. Todo son preocupaciones, sin motivo aparente. Lo más insignificante, para mi es un mundo. Y no puedo seguir así.
Hablo, me preguntan y yo contesto. Pero la terapia no sirve.
Sigo sin saber que pasa después de meses de días grises. Y ahora que todo son colores, yo los tiño de negro.
¿Que te pasa? Me preguntan. 
Ojalá lo supiera. 

Hasta entonces seguiré feliz del blog para fuera. Y así, solo aquí.