miércoles, 24 de mayo de 2017

Un día cualquiera de Mayo.

Un día estaba preocupada por mi.
Concretamente, hace un año.
Me encontraba perdida y sin saber cuál era el camino que me llevaría a triunfar en la vida. Y no hablo de triunfar como la gente piensa sobre tener un trabajo, un amor, un sueldo... hablo de triunfar interiormente.
Mi "yo" más profundo estaba perdido, hundido y depresivo. Pero este "yo" ha cambiado.
Se ha hecho fuerte, un poco más independiente e incluso la locura ha penetrado en él. Y eso es bueno. Enmascarar la cordura un poco.
La incoherencia marca el estilo de esto que estoy escribiendo y es que son muchos pensamientos los que se agolpan para querer salir, pero claro, no todos pueden ser descubiertos.
Y eso es algo que me va a costar algo más de tiempo poder cumplir.
Abrirme.
Ser capaz de hacerlo a esas personas que sé que van a estar ahí para ayudarme.
Pero bueno, poco a poco y con buena letra.